Kosovo: Enviado de la ONU ordena acrecentar medidas de seguridad tras ataque a autobús

Kosovo: Enviado de la ONU ordena acrecentar medidas de seguridad tras ataque a autobús

El enviado de la ONU a Kosovo, Søren Jessen-Petersen, ordenó incrementar las medidas de seguridad en la provincia serbia tras el ataque a un autobús registrado el fin de semana.

Estas nuevas provisiones incluyen el establecimiento de nuevos puestos de control en el territorio kosovar y patrullajes policíacos continuos.

El autobús atacado viajaba de Draga a Prizren con once pasajeros a bordo –siete albaneses, tres bosnios y un serbio– cuando un proyectil disparado desde el borde la carretera se incrustó en el centro del vehículo.

Afortunadamente, el proyectil no estalló y no produjo heridos. Los expertos en explosivos de las fuerzas internacionales de seguridad en Kosovo se encargaron de retirar el arma del autobús.

Jessen-Petersen dio instrucciones inmediatas para tomar las medidas necesarias que garanticen la seguridad. Los recursos policíacos se desplegaron en su totalidad tan pronto recibieron la instrucción, y la presencia de las fuerzas del orden se redobló en las zonas potencialmente vulnerables, como escuelas y establecimientos religiosos.

“El entorno de seguridad en Kosovo es generalmente estable, sin embargo, incidentes como el ataque al autobús demuestran que existen individuos o grupos aislados que podrían intentar desestabilizar el proceso de definición del estatus futuro de la provincia”, dijo el ex primer ministro finlandés.

Actualmente, la ONU discute con las partes involucradas las diferentes opciones para el estatus final de Kosovo, la provincia de Serbia administrada por las Naciones Unidas desde 1999, año en que las fuerzas de la OTAN expulsaron a las tropas yugoslavas perpetradoras de abusos graves a los derechos humanos de la población albanesa.