PMA reporta escasez de fondos para alimentar a damnificados en Centroamérica

27 Octubre 2005

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) afronta una grave escasez de fondos para asistir a más de 360.000 damnificados por las inundaciones, deslaves y erupciones volcánicas registrados este mes en Guatemala y El Salvador.

El PMA prepara una operación de 14,1 millones de dólares para alimentar a 285.000 personas en Guatemala durante los próximos seis meses. El monto supera el estimado original del 9 de octubre, cuando se calculaba que sólo requerirían ayuda 150.000 personas y se pidieron 6,9 millones de dólares.

Hasta el momento, el Programa ha recibido sólo 21% de los recursos solicitados con donaciones de Estados Unidos, Noruega y Suiza, y ha entregado al gobierno guatemalteco 1.724 toneladas de alimentos para 87.000 familias afectadas.

En El Salvador –donde al menos 175.000 personas necesitan la ayuda del PMA-, el organismo de la ONU ya atiende a 100.000, pero requiere de 6.683 toneladas de víveres durante los próximos cinco meses para cubrir a la población siniestrada durante los próximos cinco meses.

El PMA destacó que la situación nutricional de los grupos vulnerables, sobre todo de niños y mujeres embarazadas, es de alto riesgo como resultado de los desastres, por lo que urgen los recursos adicionales.