Consejo de Seguridad apoya el inicio del diálogo sobre la condición de Kosovo

Consejo de Seguridad apoya el inicio del diálogo sobre la condición de Kosovo

media:entermedia_image:e91fa0a4-d7b8-44f7-993f-18d5dfa19616
El Consejo de Seguridad de la ONU respaldó hoy el comienzo de un diálogo sobre la futura condición de Kosovo y reafirmó su compromiso con el objetivo de que esa provincia sea multiétnica y democrática.

En una declaración leída por su presidente de turno, el embajador de Rumania, Minhea Ioan Motoc, el órgano reconoció que a pesar de los desafíos, Kosovo está lista para pasar a una nueva etapa del proceso político.

El jefe de la misión de la ONU en Kosovo (UNMIK), Soren Jessen-Petersen, opinó que el comienzo de ese proceso hará que la situación se galvanice. Expresó su convicción de que la resolución del estatus de esa provincia tenga un efecto positivo en la región, incluso en Serbia, en lo que se refiere a la estabilización política, la reconciliación y el crecimiento económico".

Jessen-Petersen dejó claro que el actual "status quo" no es una opción viable, e identificó una serie de áreas prioritarias donde deben concentrarse los esfuerzos en los próximos meses.

Entre ellas, subrayó la necesidad de continuar implementado los estándares para mejorar las condiciones de vida de las minorías en Kosovo y promover una cultura multiétnica, promover el retorno de los desplazados, efectuar una reforma comprehensiva del gobierno local y establecer un aparato de seguridad transparente y no politizado.

En Consejo de Seguridad, por su parte, ofreció todo su apoyo al proceso político que va a determinar el futuro estados de Kosovo, y acogió con beneplácito la decisión del Secretario General, Kofi Annan, de nombrar un enviado especial para ese diálogo. En declaraciones a la prensa, Annan adelantó que probablemente asignará esa tarea al ex presidente de Finlandia, Maarti Ahtisaari.