Somalia: ONU aplaude investigación de asesinato de trabajador de Naciones Unidas

7 Octubre 2005

La ONU aplaudió la rapidez con que las autoridades somalíes, incluida la Alianza del Valle de Juba, han iniciado la investigación del asesinato de un trabajador de la Organización en el sur de Somalia, ocurrido el lunes de esta semana.

“Los homicidas deben ser aprehendidos y enjuiciados, alentamos a la Alianza del Valle de Juba y al pueblo de Kismayo a que lo haga”, dijo Maxwell Gaylard, coordinador residente de la ONU.

Gaylard explicó que el mandato de las Naciones Unidas es respaldar al pueblo somalí en sus esfuerzos de desarrollo y establecimiento de la paz y que, para poder cumplirlo, el personal de la Organización necesita protección en un país donde no hay gobierno central desde el colapso del régimen del presidente Muhammad Siad Barre, en 1991.

“Este asesinato es un ultraje a todos los principios de la ONU, además de constituir un acto de cobardía contra un trabajador indefenso”, dijo el coordinador de las Naciones Unidas en Somalia.

Agregó que es especialmente terrible que el crimen haya ocurrido en un momento en que los somalíes empiezan a avanzar hacia la paz y la reconciliación con el apoyo de la comunidad internacional y el regreso reciente de la ONU en Kismayo.

Mahamudd Musse Gurage, nacional de Somalia de 42 años, fue muerto en la región baja Juba, por dos hombres que le dispararon a la cabeza cuando regresaba a su casa en Kismayo, en el sur del país africano.

Tras el incidente, la ONU retiró a su personal operando en la zona, compuesto por doce trabajadores somalíes y un funcionario internacional.

Gurage –quien era casado y tenía dos hijos- trabajaba como coordinador asistente del área de seguridad de la ONU en Kismayo desde hace dos años.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android