El Salvador: ONU pide ayuda para damnificados por inundaciones y erupción volcánica

7 Octubre 2005

La Organización de las Naciones Unidas pidió hoy a la comunidad de donantes que reúna ocho millones de dólares para otorgar ayuda de emergencia a más de 50.000 personas desplazadas en El Salvador por las erupciones del volcán Ilamatepec del sábado pasado y las inundaciones provocadas por el huracán Stan, que tocó tierra al principio de esta semana.

Los desastres naturales han dejado hasta el momento un saldo de más de 60 muertos en el país centroamericano y aún hay un número indeterminado de desaparecidos.

El equipo de la ONU en El Salvador urgió la cooperación de los organismos multinacionales y bilaterales, y de gobiernos y empresas para asistir los esfuerzos de las autoridades salvadoreñas por aliviar a la población siniestrada.

La ONU realiza tareas humanitarias por medio del Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de las Naciones Unidas para Infancia (UNICEF), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Oficina para la Coordinación de Ayuda Humanitaria (OCHA).

Como parte de la respuesta inicial, UNICEF entregó 2.000 paquetes familiares de higiene, 2.000 paquetes recreativos para niños de seis a doce años, estuches de aseo personal, tabletas purificadoras de agua y 50.000 paquetes de sales rehidratantes.

Cuando hayan completado las tareas de asistencia inmediata de las primeras semanas, los organismos de la ONU se centrarán en ayudar a la población afectada a volver a la normalidad por medio de la recuperación de la infraestructura familiar, la salud y el bienestar físico, así como la recuperación de sus medios de subsistencia.

“La prioridad será el bienestar de los niños y adolescentes, para quienes un trauma de esta magnitud puede tener efectos duraderos”, señaló el equipo de la ONU en El Salvador.

Las evaluaciones preliminares indican que las necesidades más apremiantes ahora mismo son albergue, alimentos, productos de higiene, medicamentos y agua potable.

Asimismo, señalan la destrucción total o daños de miles de viviendas, infraestructura y herramientas de trabajo.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.