Asesor contra genocidio presentará recomendaciones para Sudán a Secretario General

30 Septiembre 2005

El asesor especial de la ONU para la prevención del genocidio, Juan Méndez, presentará próximamente al Secretario General, Kofi Annan, una serie de recomendaciones para la región sudanesa de Darfur.

En entrevista exclusiva con la Radio de Naciones Unidas, el experto señaló que durante su reciente visita a Darfur pudo comprobar que la situación en los campamentos de desplazados era precaria y peligrosa, aún antes de los ataques por parte de milicias, como el que ocurrió el miércoles pasado, que dejó 34 muertos.

"Estaba sometida a ataques individuales, a violaciones de mujeres y a provocaciones; pero no se habían presentado hasta ahora ataques por parte de grupos armados en forma indiscriminada a sus habitantes”, dijo.

En este sentido, consideró que el incidente podría marcar una escalada de violencia en Darfur.

Méndez adelantó que sus recomendaciones serán parte de un informe que prepara para el Secretario General y el Consejo de Seguridad.

Entre dichas recomendaciones, el asesor especial destacó la de apostar más tropas de la Unión Africana así como policías civiles en Darfur puesto que los actuales efectivos no son suficientes para proteger a toda la población que lo necesita.

Agregó que hace falta modificar el mandato de la Unión y autorizarla a utilizar la fuerza para resguardar a los civiles.

Méndez también recomendará aumentar la asistencia humanitaria y dotar de protección al personal de los organismos de la ONU y de las organizaciones no gubernamentales que trabajan en la zona. Recordó que, muchas veces, los ataques les han impedido cumplir con su cometido.

En el área de lucha contra la impunidad, indicó que hay que presionar decididamente al gobierno de Sudán para que colabore con el fiscal de Corte Penal Internacional porque hasta ahora se ha rehusado a colaborar a pesar de la orden vinculante del Consejo de Seguridad.

El experto señaló que las acciones en derecho interno que están adoptando las autoridades sudanesas son descorazonadoras.

“Los últimos hechos en el norte y sur de Darfur evidencian una recurrencia de combates entre grupos armados que tiene repercusión inmediata en la población civil. Se han creado nuevas instancias de desplazamientos forzados, lo que quiere decir que el número de gente que depende de la asistencia material y protección de la ONU y de la comunidad internacional sigue creciendo y ya rebasa los dos millones de personas”, puntualizó Méndez.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.