Secuestradores de barco del PMA vuelven a alejarlo de la costa de Somalia

28 Septiembre 2005

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) confirmó hoy que los secuestradores del navío que transportaba ayuda humanitaria volvieron a alejar el buque de la costa de Somalia, donde se habían comprometido a liberar a la tripulación y a entregar la carga.

El buque fue secuestrado por un grupo de hombres armados el 27 de junio, cuando trasladaba víveres a Kenya para repartirlos entre la población del país africano damnificada por el tsunami de diciembre pasado. Los piratas exigieron entonces un rescate de 500.000 dólares.

“Estoy muy preocupado por la tripulación y sus familias, que han esperado más de 90 días que termine este calvario”, dijo James Morris, director ejecutivo del PMA.

Agregó que además de ser una violación a las leyes internacionales, es un hecho especialmente vergonzoso porque los alimentos tenían como fin asistir a un grupo de gente que necesitaba ayuda humanitaria.

De acuerdo con la información del PMA, los residentes del pueblo costero de Harardhere, en Somalia, reportaron que el buque con los secuestradores a bordo volvió a zarpar del puerto El Maan para detenerse a unos 50 kilómetros de la costa, donde echó anclas muy cerca de otro carguero, que también podría estar secuestrado.

El PMA condenó enérgicamente el incumplimiento del acuerdo de liberación por parte de los piratas y publicará anuncios en los periódicos somalíes advirtiendo que los víveres del Programa no deben venderse.

Según el acuerdo, una vez liberado, el barco descargaría las 850 toneladas de comida donada por Japón y Alemania para que el gobierno somalí las distribuyera en las comunidades del centro del país.

El PMA reparte mensualmente 3.000 toneladas de víveres a 275.000 personas en Somalia.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.