Aves silvestres pueden propagar virus de gripe aviar, advierte la FAO

31 Agosto 2005

El virus mortal de influenza aviar que ha afectado a varios países en el sureste asiático puede ser transportado en las rutas migratorias de las aves acuáticas silvestres hacia Oriente Medio, Europa, el Sur de Asia y África, según alertó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Las aves procedentes de Siberia, donde el virus H5N1 fue detectado recientemente, podrían transportar el virus hacia el Caspio y el mar Negro en un futuro próximo. Estas regiones y los países de los Balcanes pueden convertirse en una puerta de entrada potencial de la epidemia hacia Europa central.

“La FAO está preocupada ya que los países pobres del sureste de Europa , en donde las aves procedentes de Asia se mezclan con las del norte de Europa, carecen de la capacidad para detectar y controlar la epidemia de gripe aviar”, dijo Joseph Domenech, jefe del servicio de Sanidad Animal de la FAO.

Las rutas migratorias de las aves también atraviesan Azerbaiyán, Irán, Iraq, Georgia, Ucrania y algunos países mediterráneos, donde se pueden producir brotes de la epidemia, según el organismo de la ONU.

La India y Bangladesh, que actualmente parecen no haber sido afectados, también están amenazados. Bangladesh , en menor medida, la India, cuentan con gran cantidad de patos domésticos y están situados a lo largo de las principales rutas migratorias. Ambos países tienen el potencial de convertirse en nuevas grandes áreas endémicas para la gripe aviar, señaló la FAO.

“La gripe aviar se ha convertido claramente en un problema internacional que necesita una respuesta internacional”, advirtió Domenech.

La gripe aviar ha provocado la muerte de más de 60 personas en Asia de 2003 a la fecha, y más de 140 millones de aves de corral han muerto o han sido sacrificados en un esfuerzo para contener la epidemia. Los expertos en sanidad han alertado que el virus tiene el potencial de desencadenar una pandemia humana si se adapta y se hace fácilmente transmisible entre seres humanos.

Hasta fecha reciente, los casos de gripe aviar habían ocurrido principalmente en Indonesia, Vietnam, Tailandia, Laos, Camboya y China. Pero en julio, Rusia y Kazajstán confirmaron la existencia de casos de H5N1 –el virus que provoca la enfermedad- en el ganado avícola y en aves silvestres.

En Mongolia, cerca de 90 aves migratorias murieron en dos lagos en agosto, mientras que entre abril y junio de este año más de 6.000 aves migratorias murieron en la reserva natural del Lago Qinghai, en la provincia china de Quinghai. En la región china de Tibet se registró la muerte de 133 gallinas de cría, en las que los análisis detectaron la presencia del virus H5N1.

Los nuevos brotes muestran que el virus es altamente patógeno y que se está extendiendo progresivamente hacia el norte y el oeste, con lo que ya no se limita al sureste asiático, advirtió la FAO.

La FAO ha pedido a los países amenazados, en especial a los que se encuentran a lo largo de las rutas migratorias, que aumenten las medidas de vigilancia sobre las aves de corral y las aves silvestres, y que desarrollen planes de emergencia a nivel nacional.

También debe limitarse y vigilarse estrechamente el contacto entre personas, el ganado avícola y la fauna silvestre. En las granjas y los mercados las aves de corral deben estar estrictamente separadas en la mayor medida posible de las aves silvestres. En situaciones de riesgo debe considerarse la posibilidad de vacunar las aves de corral.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.