Malawi enfrenta grave crisis alimentaria, señala la FAO

Malawi enfrenta grave crisis alimentaria, señala la FAO

Malawi enfrenta la peor crisis alimentaria de su última década como resultado de una combinación de factores que incluyen sequías, inundaciones, malas cosechas, pobreza endémica y los efectos de la pandemia del VIH-SIDA, señaló hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Más de 4,2 millones de personas –34% de la población-, no pueden cubrir sus necesidades alimentarias. La producción de maíz, el cultivo básico más importante en Malawi, sería este año de 1,3 millones de toneladas, la más baja en la última década y 26% menor que la del año pasado, ya de por sí escasa.

“Las lluvias tempranas y abundantes habían creado la expectativa de una buena cosecha este año, pero luego no llovió de finales de enero a finales de febrero, el periodo crítico en el que se produce la polinización del maíz y se forman las mazorcas”, explicó Tesfai Ghermazien, coordinador de Emergencias de la FAO en Malawi.

Añadió que “la época de sequía también coincidió en algunas áreas con la de plantación de mandioca y batata”.

Además, las lluvias torrenciales de diciembre y principios de enero provocaron inundaciones y daños en las cosechas, especialmente en las regiones meridional y central del país africano.

El impacto de la mala cosecha no se dejará sentir del todo hasta la llegada del próximo periodo de escasez, entre octubre y abril, aseguró Ghermazien. “Necesitamos ayuda urgente de la comunidad de donantes para evitar una escalada de la crisis y que se extienda el hambre y la desnutrición, especialmente entre los niños menores de cinco años”, acotó.