UNICEF pide apoyo mundial para asistir niños en Zimbabwe tras demoliciones

26 Julio 2005

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) urgió hoy a la comunidad internacional a brindar asistencia humanitaria a las más de 585.000 personas que han quedado desamparadas tras las demoliciones de viviendas realizadas en Zimbabwe.

UNICEF citó informaciones alarmantes que aseguran que muchos niños están muriendo de infecciones respiratorias tratables, además de que las mujeres han sido forzadas a dar a luz al aire libre.

El organismo de la ONU explicó que el efecto de los operativos de “limpieza” de las ciudades –llevados a cabo por el gobierno-, ha sido particularmente devastador entre los niños.

“Más de 220.000 menores carecen de vivienda y no tienen acceso a alimentos, agua ni servicios médicos”, dijo Ann Veneman, directora ejecutiva de UNICEF.

Agregó que decenas de miles de pequeños han dejado de ir a la escuela.

Según el informe de la enviada de la ONU a Zimbabwe para estudiar las implicaciones de las demoliciones, la población expulsada sufre mayor pobreza y privaciones que antes.

Como respuesta a la emergencia, UNICEF ha distribuido 90.000 litros de agua diariamente, ha instalado sanitarios, ha repartido mantas, ha asistido a las clínicas móviles y ha dado apoyo psicológico a los niños afectados.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.