Egeland apoya a países del Caribe ante riesgos de desastres naturales

1 Junio 2005

El secretario general adjunto de la ONU para Ayuda Humanitaria, Jan Egeland, expresó hoy el apoyo de las Naciones Unidas a los países del Caribe para organizar y poner a punto la respuesta nacional y colectiva hacia la reducción de riesgos y desastres.

Egeland participó en una reunión convocada por la Asociación de Estados del Caribe a fin de impulsar en la región un fortalecimiento de las medidas y los preparativos para la reducción de riesgos de desastres naturales al tener ya en puerta la temporada de ciclones.

El encuentro abordó diversas propuestas para refinar procedimientos y conoció de la Iniciativa Caribeña para el Manejo de Riesgos, presentada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Durante su exposición, Egeland subrayó que los rápidos procesos de urbanización y crecimiento demográfico han conducido a la concentración poblacional en zonas vulnerables y agregó que esta situación se agrava por las presiones socioeconómicas, la degradación del medio ambiente, la debilidad institucional y las incipientes medidas de coordinación.

Recordó que ya en los jeroglíficos mayas aparecen registrados huracanes y tormentas tropicales en el Caribe. Muchos de estos fenómenos han provocado enormes tragedias humanas, con el Mitch y sus 30,000 muertes, como punto de referencia.

Tan sólo en el 2004, las pérdidas en el Caribe rebasaron los 7.000 millones de dólares, y la peor situación la confrontaron países pequeños con menores niveles de desarrollo, apuntó el coordinador de Ayuda Humanitaria.

Esta amenaza, afirmó, amerita un esfuerzo más robusto y concertado por los gobiernos nacionales, apoyados por la comunidad internacional, para abordar la reducción de riesgos.

Insistió en que es necesario que la cultura de la planificación, los preparativos, la prevención, la mitigación y la rehabilitación sean adoptados como una forma de vida por los ciudadanos y las autoridades nacionales en el Caribe.

Egeland consideró que se han registrado cambios cualitativos importantes en el área de manejo de riesgos en el Caribe, donde una alianza efectiva y la coordinación de esfuerzos –que incluya al sector privado—podría lograr el avance hacia un abordaje integral del manejo de desastres.

Por otra parte, dijo que, desde el punto de vista de las Naciones Unidas, no hay otra alternativa que convertir los preparativos, la prevención, la mitigación y la rehabilitación en una forma de vida para los ciudadanos y las autoridades nacionales del Caribe.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.