OIT promueve seguridad en sector de la construcción en Camboya

26 Abril 2005

Anualmente se producen en todo el mundo por lo menos 60.000 accidentes mortales en las obras de construcción debidos a la falta de un equipo de seguridad tan básico como puede ser el casco, señaló la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Explicó que en países como Camboya, los trabajadores de la construcción reciben 1,50 dólares por día y no hay leyes que obliguen a las empresas a ofrecer medidas de seguridad.

Los trabajadores se mueven, sin casco ni ropa o zapatos de protección, por un laberinto de alambres eléctricos pelados, alambres sueltos y polvo. Escalan muros sin arneses, utilizando equipos en malas condiciones o anticuados que han recibido con escasa formación sobre su uso. Los botiquines de primeros auxilios o las inspecciones sobre seguridad y salud son prácticamente desconocidos.

Ante esta situación, la OIT ha iniciado en Camboya un programa de capacitación que promueve la seguridad de los trabajadores de la industria de la construcción con cursos que plantean los riesgos y las medidas simples que se necesitan para reducirlos.

La mayoría de la población camboyana se considera agrícola, pero en una cultura de subsistencia donde una mala temporada o un enfermo en la familia puede dar lugar a situaciones apremiantes, muchos trabajadores abandonan sus aldeas para buscar empleo en las grandes ciudades y pocos son conscientes de sus derechos o de los riesgos que asumen cuando encuentran trabajo temporal en las obras de construcción.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android