ACNUR recuerda a gobierno de Sudán que debe proteger a sus ciudadanos

19 Abril 2005

El gobierno sudanés debe honrar el compromiso de proteger a sus ciudadanos, subrayó Wendy Chamberlin, titular en funciones de la Alta Comisaría de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), tras iniciar un viaje de cinco días a Sudán y Chad.

Las declaraciones de la funcionaria aludieron a la demolición de un campamento y la expulsión de sus habitantes por parte de las autoridades del país africano.

“Hemos visto las condiciones en que viven estas personas después de la destrucción y saqueo de sus poblados y debemos recordarle al gobierno las responsabilidades que tiene con sus nacionales”, recalcó luego de visitar el campamento de ocupantes ilegales de Shikan, cercano a Khartoum.

Agregó que, de ser necesario, el ACNUR y la comunidad internacional responsabilizarán al gobierno de proteger a su población y de ayudar a los desplazados por la guerra civil de más de 20 años en el sur del país a volver a sus lugares de origen si así lo desean.

“Los estándares para las personas desplazadas son los mismos que para los refugiados: vuelven a sus hogares voluntariamente y deben hacerlo en condiciones dignas y pacíficas”, puntualizó Chamberlin.

Según cifras del ACNUR, 6,1 millones de habitantes del sur de Sudán fueron obligados a huir de sus poblados hacia otras zonas del país durante la guerra. Además, otros 550.000 sudaneses se refugiaron en los países vecinos, la mayoría de ellos en Uganda y Kenia.

Durante su misión a Sudán, la Alta Comisionada visitará también la región de Darfur, donde otro conflicto armado ha desplazado a dos millones de personas y ha forzado a 200.000 a buscar refugio en Chad.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android