ACNUR condena asesinato de civiles en comunidad colombiana

1 Marzo 2005

La oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) condenó hoy el asesinato de dos familias, entre las que se contaban tres niños, perpetrado la semana pasada en el noroeste del país.

Según testigos presenciales, individuos no identificados en uniforme militar secuestraron a José Eduardo Guerra, fundador de la comunidad de paz de San José de Apartadó, ubicada en el noroeste del país, su esposa e hijo y los condujeron al hogar de otra familia.

Más tarde, asesinaron a todos los miembros de las dos familias y abandonaron los cadáveres en una fosa común.

Gustavo Valdivieso, oficial de información pública del ACNUR en Colombia, señaló que dos representantes de esta agencia de la ONU viajarán mañana a la región.

“El objetivo de la visita es mostrar en el terreno la solidaridad del ACNUR con las comunidades y en general con los civiles afectados por el conflicto colombiano”, aseguró.

Agregó que los habitantes de la comunidad de paz de San José de Apartadó fueron desplazados por la violencia, regresaron a sus territorios y buscaron organizarse de una manera que les permitiera aislarse de la confrontación interna y seguir adelante.

Este último ataque contra civiles, dijo Valdivieso, demuestra el peligro al que se enfrentan las comunidades de desplazados porque las partes armadas no están reconociendo el derecho internacional humanitario, especialmente la distinción entre combatientes y no combatientes.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.