El PNUMA estudiará los suministros de mercurio en el mundo

25 Febrero 2005

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) realizará un estudio sobre la cantidad de mercurio que se intercambia y se distribuye en el mundo, en un esfuerzo por reducir los riesgos que representa para la salud y la ecología.

Así lo decidieron hoy los delegados gubernamentales de cerca de 140 países reunidos en el Foro ministerial sobre Medio Ambiente, celebrado en Nairobi, Kenia.

Se calcula que cada año se liberan 2000 toneladas de mercurio en el ambiente, sobre todo proveniente de usinas a carbón, incineradores de basura y minas artesanales de oro y plata. El metal también se utiliza en productos como los tubos fluorescentes, amalgamas dentales y termómetros.

El mercurio es un metal pesado al que se ha vinculado con daños al sistema nervioso de los bebés.

Los gobiernos acordaron, además, evaluar el cadmio y el plomo para entender mejor cómo se mueven a través de la atmósfera, mares y ríos, a fin de decidir si se necesita una acción global para abordar sus peligros.

El Cadmio, que se encuentra en algunos productos como las pilas, es una conocida toxina relacionada con complicaciones respiratorias y gastrointestinales.

El plomo también está ligado a una serie de problemas de salud, como lesiones cerebrales en los niños pequeños.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.