Equipos de emergencia de la ONU evalúan necesidades de damnificados en Irán

23 Febrero 2005

Varias agencias de las Naciones Unidas se encuentran en Irán para determinar las necesidades humanitarias de las víctimas del terremoto acaecido el martes en el país.

Se calcula que el desastre, que tuvo una magnitud de 6,4 en la escala de Richter, causó unos 400 muertos y alrededor de 900 heridos. Por lo menos tres aldeas quedaron destruidas en un 90 por ciento.

La representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en Irán, Kari Egge, se encontraba en el terreno y presenció la destrucción de Dohan.

UNICEF ha comenzado a colaborar con la Sociedad de la Media Luna Roja Iraní y las autoridades del país para determinar la respuesta humanitaria. Irán no ha solicitado oficialmente asistencia a las organizaciones humanitarias, pero la Media Luna Roja ya envió tiendas de campaña, mantas y alimentos a Zarand, el principal pueblo de la región.

Un equipo de la Organización Mundial de la Salud se encuentra allí y está suministrando apoyo técnico para la vigilancia de enfermedades.

Las condiciones meteorológicas son difíciles y la nieve ha bloqueado varias rutas.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.