Cambios medioambientales promueven transmisión de infecciones, según estudio

22 Febrero 2005

Los cambios ecológicos que están afectando al planeta, como la deforestación y el crecimiento de las ciudades están ocasionando un aumento de enfermedades infecciosas nuevas o que se creían erradicadas, según en Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Los cambios climáticos, indica el organismo de la ONU en su último informe, pueden agravar la amenaza porque muchas de esas enfermedades y sus vectores proliferan con un aumento de temperaturas. Otra posibilidad es que alteren los habitats o provoquen migraciones.

Por ejemplo, el ámbito geográfico y térmico de dos de las infecciones más graves transmitidas por mosquitos, la malaria y el dengue, son muy sensibles a las variaciones del clima.

Un aumento de refugiados obligados a emigrar a otras comunidades por causa del medio ambiente podría ocasionar favorecer la propagación de enfermedades, dice el informe, titulado Perspectivas para el Medio Ambiente Mundial 2004/2005.

El Director Ejecutivo del PNUMA, Klaus Toepfer, advirtió que si no se controla la degradación ambiental será muy difícil alcanzar uno de las Metas del Milenio, la de revertir la expansión de enfermedades como la malaria, o el SIDA.

“Las implicaciones afectan a muchas de las Metas, como la erradicación de la pobreza o el acceso universal a la educación primaria”, explicó Toepfer.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.