Annan lanzará llamamiento y supervisará trabajos de asistencia de emergencia en sureste asiático

29 Diciembre 2004

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, supervisará desde hoy los trabajos de asistencia de emergencia que realizan las Naciones Unidas en los países afectados por el tsunami que azotó al sureste asiático y que dejó, según los datos más recientes, más de 80.000 muertos, cientos de miles de heridos y millones de damnificados.

La oficina del portavoz de la Organización anunció que Annan suspendió sus vacaciones y volverá esta noche a sus oficinas de Nueva York para comandar la labor humanitaria y liderar el llamamiento a recaudar fondos que hará la ONU a la comunidad internacional el próximo seis de enero.

Mañana, el Secretario General se reunirá con el coordinador de Ayuda de Emergencia, Jan Egeland, y con los jefes de otros organismos de Naciones Unidas involucrados en las tareas humanitarias.

Egeland adelantó que la cantidad que se pedirá para la asistencia y reconstrucción de las sociedades damnificadas sería la más grande de la historia en vista de que se trata de una tragedia sin precedentes.

En su actualización diaria de los acontecimientos en la zona de desastre, Egeland dijo hoy que aunque la ONU ha recibido más promesas de fondos –hoy los países europeos, presididos por Alemania ofrecieron 20 millones de dólares- hará falta mucha más ayuda.

El Secretario General ha hablado en los últimos dos días con los líderes de los países golpeados por el maremoto para enterarse de sus necesidades más urgentes. Del mismo modo, ha entrado en contacto con los líderes de los principales donantes para conversar sobre el apoyo internacional y el papel coordinador de la ONU en el esfuerzo por aliviar a las víctimas del desastre.

Fred Eckhard, portavoz de la ONU, informó de que Annan discutió la situación esta mañana con el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell.

Anoche en una entrevista para la cadena de televisión CNN, el jefe máximo de la ONU exhortó a la comunidad internacional a responder generosamente a la solicitud de fondos que se hará la semana entrante.

Annan aprovechó ese foro para advertir que la asistencia de emergencia constituye sólo la fase inmediata ante la catástrofe, a largo plazo, se requerirán miles de millones de dólares para la reconstrucción, señaló.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.