Secretario General condena ataque fuera de oficina de líder político y pide unidad a pueblo iraquí

28 Diciembre 2004

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, condenó en los términos más enérgicos el ataque suicida perpetrado ayer en Bagdad frente a las oficinas del líder del Consejo Supremo de la Revolución Islámica, Abdul Aziz al-Hakim, y pidió unidad al pueblo iraquí para que pueda celebrar pacíficamente las elecciones nacionales programadas para el mes entrante.

En un comunicado, Annan reiteró que “dichos actos de violencia son indefensibles”. Según las informaciones de prensa, el atentado cobró al menos nueve vidas e hirió a unas 50 personas.

Destacó que en este momento crítico en la historia de Iraq, los iraquíes deben unirse en un espíritu de reconciliación nacional, para que las elecciones se puedan celebrar de un modo ordenado y pacífico.

Asimismo, el Secretario General refrendó la disposición de las Naciones Unidas para asistir a los iraquíes tanto en la celebración de los comicios el 30 de enero –cuando se elegirán 275 miembros de la asamblea nacional- como en el proceso político de transición.

La asamblea electa redactará una constitución y nombrará un nuevo gobierno que administre al país hasta la realización de las elecciones presidenciales a finales de 2005.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.