ONU llama a reunir fondos para damnificados de inundaciones en las Filipinas

15 Diciembre 2004

La Organización de las Naciones Unidas urgió hoy a la comunidad internacional a reunir 6,4 millones de dólares para ayudar durante los próximos tres meses a los 3,6 millones de damnificados por las recientes inundaciones y deslaves en las Filipinas, que se encuentran amenazados por enfermedades infecciosas como la malaria y la diarrea.

“Las tareas de asistencia de emergencia requieren apoyo inmediato para restaurar los servicios más básicos”, apuntó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) al lanzar el llamamiento en Manila en conjunto con otros organismos de la ONU.

La entrega continua de ayuda humanitaria es crucial para las áreas que aún se encuentran aisladas por los derrumbes causados por los cuatro tifones consecutivos que azotaron al país el mes pasado y que dejaron 1.060 muertos, 1.023 heridos, 559 desaparecidos y 880 desplazados.

Por el momento, las necesidades más urgentes de los afectados son alimentos, agua potable, medicinas pediátricas, productos de higiene y material para albergarse, informó la OCHA.

Agregó que será más práctico que los donantes contribuyan con dinero ya que la mayor parte de los productos mencionados pueden comprarse en el país.

Por otra parte, explicó que la falta de acceso al agua potable y la interrupción de los servicios de limpia y recolección de basura representan una de las mayores amenazas a la salud y que el peligro de que surja una ola de enfermedades infecciosas está latente.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android