Indígenas del noroeste de Colombia piensan huir, advierte ACNUR

14 Diciembre 2004

Los indígenas del asentamiento Las Playas, localizado en la región de Urabá, al noroeste colombiano, están muy asustados tras el asesinato de tres de sus líderes la semana pasada y consideran la idea de huir hacia el poblado de San José de Apartado, advirtió hoy la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Según un equipo del ACNUR que visitó el fin de semana la zona –donde operan grupos guerrilleros-, el temor se está extendiendo a las comunidades indígenas vecinas, informó Jennifer Pagonis, portavoz del organismo, en rueda de prensa.

En Las Playas habitan unos 300 indígenas de la etnia Embera-Catío que llegan a su localidad caminando a través de la selva.

El equipo del ACNUR entrevistó a los testigos del asesinato de los líderes de la comunidad y reportó que un grupo de hombres armados entró al asentamiento la noche del 6 de diciembre buscando específicamente a estas tres personas, las secuestró, se las llevó al río y las mató a machetazos.

Antes de abandonar el pueblo, los asesinos lanzaron la amenaza de volver, dijo Pagonis.

Agregó que esta comunidad nunca había recibido amenazas directas de un grupo armado.

Ante esta situación, el ACNUR se ha comprometido a aumentar sus actividades y visitas a Las Playas, cuando las condiciones de seguridad lo permitan, para así mejorar la protección de la población.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android