UNESCO expresa alarma por violencia contra comunicadores en Filipinas y deplora nuevo homicidio de periodista

3 Diciembre 2004

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) deploró hoy la tortura y asesinato del reportero filipino Stephen Omais, y expresó gran alarma por la escalada de violencia contra los medios de comunicación en ese país.

“Los homicidas de Omais, cuyo cuerpo fue encontrado en un bote de basura, parecen dejar claro lo que desean hacer con la democracia y el estado de derecho”, dijo Koïchiro Matsuura, director general de la UNESCO.

Aseguró que la violencia contra los periodistas en las Filipinas ha llegado a un nivel alarmante y subrayó la necesidad de que se tomen las medidas adecuadas para presentar ante la justicia “a los criminales responsables de tan bárbaros actos de violencia”.

Sólo así se protegerá a la democracia y al estado de derecho, agregó Matsuura.

La Federación Internacional de Periodistas reportó que Omais, de 23 años, fue arrojado a un bote de basura luego de ser torturado en Tabuk Town, en la provincia de Kalinga.

Según la Federación, Omais –quien era redactor del periódico bimestral comunitario Guru Press- habría sido asesinado el 26 de noviembre, después de que toda la redacción fuera amenazada de muerte por la publicación de un reportaje sobre un proyecto de obras públicas.

Omais es el segundo periodista ejecutado en las Filipinas en tan sólo una semana y el número once del año, además de que aumenta a 46 el total de profesionales de la información liquidados desde el establecimiento de la democracia en el país, en 1986.

Con excepción de Iraq, Filipinas es este año el país con el mayor número de crímenes contra periodistas.

Según la Federación Internacional, ninguno de los homicidas de periodistas filipinos ha sido detenido ni procesado.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android