ONU pide a gobierno de Sudán suspender reubicación involuntaria de desplazados y proteger a civiles

11 Noviembre 2004

El representante de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de los Desplazados, Walter Kälin, instó hoy al gobierno de Sudán a suspender inmediatamente la reubicación involuntaria de la población desplazada en Darfur y a cumplir con su responsabilidad de brindar protección a los civiles.

En un comunicado, el experto también pidió a las autoridades sudanesas respetar todos los derechos de los desplazados y vigilar que todas las facciones en conflicto de la región –incluyendo a las milicias Janjaweed- no cometan atropellos contra esta población.

Kälin expresó gran preocupación por las informaciones de que las fuerzas del gobierno de Sudán irrumpieron ayer, por segunda vez en esta semana, en el campamento de Al Geer, al sur de Darfur, para reubicar por la fuerza a la gente que se refugiaba ahí.

Según los reportes, la policía golpeó a los civiles, usó gases lacrimógenos contra mujeres y niños y destruyó las improvisadas viviendas.

El representante de la ONU recordó que la reubicación involuntaria de las personas, ya sea de sus casas o de sus sitios de refugio, es una violación de las leyes humanitarias y de los derechos fundamentales internacionales, sobre todo cuando esta movilización pone en riesgo su seguridad.

En este sentido, Kälin reiteró que es responsabilidad del gobierno de Sudán proteger y velar por la seguridad de sus ciudadanos.

La ONU estima que la violencia registrada en Darfur ha causado el desplazamiento de más de cinco millones de personas en los últimos años, casi el doble de la máxima cifra alcanzada por otros países con crisis semejantes.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.