FAO destaca importancia de participación de población rural pobre en programas de desarrollo

19 Octubre 2004

Los programas para erradicar el hambre y reducir la pobreza no pueden ser eficaces sin la participación de los pobres en la planificación y ejecución de los planes destinados a ayudarlos, según un informe del Departamento de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Los procedimientos y enfoques participativos cada vez adquieren más importancia en los programas y proyectos de la FAO, ya que contribuyen a motivar y a movilizar a la población para que participe en las actividades locales de desarrollo.

En la India, por ejemplo, un acertado proyecto participativo ha convertido una zona asolada por la pobreza en un próspero paraje.

El pueblo de Sukhomajri, situado en la región montañosa de Shivalik, de agricultura de secano, en el estado de Haryana, antes no podía alimentar a su población, cuya mayoría emigraba a las ciudades en busca de sustento.

Hoy en día, Sukhomajri es un pueblo modelo del desarrollo de la cuenca hidrográfica y produce tres cosechas al año.

Otro ejemplo revela el éxito de unos campesinos pobres de la India en la lucha contra la sequía.

Dirigidos por una organización no gubernamental local, 500 pueblos de la zona semiárida de las montañas de Aravalli, en el distrito de Alwar, del estado de Rajasthan, están recuperando la tradición popular de acopio de agua y restableciendo los recursos hídricos subterráneos que se estaban agotando.

Esto ha permitido a los campesinos locales soportar los años consecutivos de sequía. Estudios realizados en la zona revelan que el producto interno de las aldeas ha aumentado en proporción a las inversiones en conservación del agua.

Con docenas de pueblos participantes en actividades de acopio de agua en la misma cuenca hidrográfica, los cinco ríos de la zona ya no son “drenajes de los monzones” y corren todo el año.

“Una prioridad para la FAO en materia de desarrollo rural es incrementar la participación de las partes interesadas que tienen menos influencia en la toma de decisiones y en la entrega de servicios de apoyo, a través de la descentralización y de un buen sistema de gobierno regional y local”, señaló la experta de la FAO, Ana Lucía Guerrero.

La FAO promueve activamente programas de creación de capacidad para crear conciencia y fortalecer los conocimientos del personal local del gobierno y los representantes de las comunidades locales.

Estos programas mejoran su capacidad de tomar decisiones para la planificación y ejecución participativas de los proyectos de desarrollo rural y reducción de la pobreza.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.