UNICEF pide combatir sin tregua a traficantes de niños en sureste asiático

29 Septiembre 2004

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) pidió hoy a los gobiernos del sureste asiático normas más estrictas y mayor cooperación transfronteriza para combatir a los traficantes y explotadores de niños.

“No debe haber ningún lugar donde puedan esconderse los que trafican, comercian y explotan sexualmente a los menores”, señaló Sadig Rasheed, director regional del organismo de la ONU.

Agregó que hay indicaciones de que cada vez son más las mujeres y los niños que salen de países como Nepal o Bangladesh que terminan sufriendo abusos al caer en las redes del mercado sexual del sureste de Asia.

En este sentido, Rasheed enfatizó la necesidad de que los comerciantes de sexo infantil no encuentren clientes. “Si bien los gobiernos y las instituciones encargadas de vigilar el cumplimiento de la ley deben hacer todo lo que puedan por proteger a los niños, gran parte del problema podría acabar muy pronto si los hombres del sureste asiático dijeran no a la prostitución infantil”, puntualizó.

Aunque es muy difícil tener cifras precisas, UNICEF calcula que alrededor 300.000 mujeres y niños bengalíes y 200.000 nepalíes trabajan para traficantes y explotadores sexuales en la India.

Actualmente se celebra en Colombo, Sri Lanka, una reunión para evaluar los esfuerzos en la lucha contra el tráfico de menores en la que participan representantes de los gobiernos de ocho países del sureste asiático, de diversos organismos de la ONU y de organizaciones no gubernamentales.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.