Oficina de ACNUR en Colombia preocupada por situación de desplazados en una zona de Bogotá

24 Agosto 2004

La situación de los desplazados colombianos en la zona de Altos de Cazucá, en Bogotá, es alarmante, según la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en ese país.

Representantes del ACNUR se reunieron el pasado jueves con las Comisiones de derechos humanos del Senado y de la Cámara de Representantes del Congreso colombiano para discutir formas de encarar el problema. Pero desde entonces nueve personas han muerto en forma violenta.

William Spindler, portavoz del esa oficina, señaló que la zona alberga a decenas de miles de personas que han huido del conflicto.

"Lamentablemente estas personas tampoco encuentran acá la seguridad que buscan, pues se ha confirmado la presencia de grupos armados irregulares. Los mismos grupos que están luchando en Colombia se encuentran también presentes en esta zona y continúan intimidando y amenazando a las personas que llegan buscando protección", explicó el funcionario.

Altos de Cazucá tiene uno de los índices de homicidio más altos del país y según la policía sigue en aumento. Spindler indicó que los desplazados llegan en busca de seguridad porque creen que al tratarse de un barrio de la capital hay más presencia de los organismos del estado.

ACNUR ha pedido una acción concertada y coordinada de las autoridades para mejorar la seguridad en Altos de Cazucá, la provisión de servicios básicos y medidas para integrar a los desplazados a la vida social y productiva del país.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android