ACNUR acuerda con Burundi ubicación de nuevo campamento de refugiados

20 Agosto 2004

La Alta Comisaría de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) acordó hoy con el gobierno de Burundi establecer un segundo campamento para alojar a los refugiados congoleses que se encuentran ahora en centros de tránsito a lo largo de la frontera con la República Democrática del Congo.

El campamento –que se ubicará en la provincia de Muramvya, al sureste de Bujumbura- empezará a prepararse la semana próxima, al mismo tiempo que el de Giharo, en la provincia de Rutana, cuyo asentamiento fue autorizado por el gobierno de Burundi inmediatamente después de la masacre del viernes pasado en Gatumba, que dejó 160 refugiados muertos y más de 100 heridos.

En conferencia de prensa en Ginebra, el ACNUR señaló que muchos de los sobrevivientes de la matanza piden que se les garantice su seguridad en los nuevos campamentos como condición para trasladarse.

Por el momento, las fronteras de Burundi están cerradas oficialmente por haberse reportado tensiones con los vecinos Rwanda y la República Democrática del Congo.

En este sentido, Jean-Marie Guéhenno, subsecretario general de Operaciones de Paz de la ONU, advirtió que existe un peligro real de que la violencia escale. “Lo ocurrido en el campamento de Gatumba es lo suficientemente malo, pero los rumores pueden empeorar la situación”, dijo.

“Ahora es muy importante que todos los líderes hagan pronunciamientos correctos y no declaraciones inflamatorias, y que todos vean la tragedia como una señal de que es necesario volver a la vía de la reconciliación y lidiar con elementos extremistas que están preparados cometer actos de genocidio”, puntualizó Guéhenno después de una reunión a puerta cerrada para discutir la situación en Burundi.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android