ONU prepara nuevo campamento con buenas condiciones de seguridad para refugiados en Burundi

17 Agosto 2004

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha comenzado a discutir con el gobierno de Burundi los preparativos para transferir inmediatamente a un nuevo campamento que sea seguro a los congoleses refugiados que sobrevivieron a la masacre del viernes en Gatumba.

Zobida Hassim-Ashagrie, alto comisionado adjunto de la división para África, llegó ayer a Burundi y anunció que pronto empezarán los trabajos para establecer el nuevo campamento en Giharo, al sureste de la provincia de Rutana, y a unos 120 kilómetros de la Bujumbura, la capital burundiana.

Por otra parte, en Ginebra, Jennifer Pagonis, portavoz del ACNUR, informó de que esperan iniciar la reubicación de los refugiados “tan pronto como se establezcan los servicios básicos”.

Agregó que la Alta Comisaría había insistido desde el principio al gobierno de Burundi que diera a los refugiados campamentos seguros, lejos de la frontera con la República Democrática del Congo, en vista de que esa área de alto riesgo está clasificada en el segundo nivel de peligrosidad en el sistema de alerta de la ONU.

El campamento de Gatumba –donde ocurrió la matanza de 151 congoleses tutsis y cerca de cien más resultaron heridos a manos de los hutus de las Fuerzas Nacionales de Liberación- alojaba a 860 refugiados.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android