Proyecto de la ONU contra el consumo de droga en Afganistán

Proyecto de la ONU contra el consumo de droga en Afganistán

media:entermedia_image:bbf25103-6c97-46c5-9a03-f2afc896c81d
La Oficina de Fiscalización de Drogas y Prevención del Delito anunció hoy nuevos planes para erradicar el consumo de estupefacientes en Afganistán.

El gobierno de Japón sufraga el proyecto, de un millón de dólares, que va a concentrarse en tres de las cuatro mayores áreas de cultivo de heroína y opio del país –Badakhshan, Nangarhar y Kandahar- donde el consumo de droga está aumentando.

Según el organismo de la ONU, no hay suficiente personal capacitado para tratar la adicción a las drogas, mientras cada vez más afganos consumen opio y heroína luego del desorden económico y social causado por más de dos décadas de guerra.

El proyecto pretende acabar con este problema enseñando a su personal cómo tratar a los afectados y cómo afrontar su rehabilitación.

Maestros, policías y líderes espirituales y políticos también van a aprender técnicas de prevención ante grupos de riesgo, según la ONU.

La oficina de las Naciones Unidas en Afganistán cree que el aumento en el consumo de drogas se debe a la crisis, a la falta de alimentos y a las pobres perspectivas de futuro, además de la ruptura de los controles sociales tradicionales y la ilimitada cantidad de plantas de opio en el país. Los afganos que fueron heridos durante la guerra también se han convertido en adictos porque la heroína, la morfina y el opio se utilizan como tranquilizantes.