Convención de PNUMA contra productos químicos peligrosos entra en vigor este lunes

14 Mayo 2004

La Convención de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), patrocinada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), entrará en vigor este lunes, marcando el inicio de un esfuerzo internacional por eliminar del mundo a los PCBs, dioxinas y furanos, así como nueve plaguicidas altamente peligrosos.

"La Convención de Estocolmo salvará vidas y protegerá el ambiente natural, sobre todo en las comunidades y países más pobres, mediante la prohibición de la producción y uso de algunos de los productos químicos más tóxicos que conoce la humanidad”, dijo Klaus Toepfer, director ejecutivo del PNUMA.

Agregó que durante los próximos años, las inversiones nacionales, sumadas a las donaciones, canalizarán más de 500 millones de dólares en una iniciativa para asegurar que las generaciones futuras no tengan que vivir con grandes cantidades de estos productos químicos almacenados en sus cuerpos.

Gran parte de esta financiación será manejada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el cual sirve de manera provisional, como mecanismo financiero de la Convención.

De todos los contaminantes descargados al medio ambiente por las actividades humanas todos los años, los COPS se encuentran entre los más peligrosos. Durante décadas estos productos químicos altamente tóxicos han matado y enfermado a los seres humanos y la fauna causándoles cánceres y afectando sus sistemas nerviosos, reproductivos e inmunológicos. También han causado innumerables defectos de nacimiento.

Los gobiernos que participan en la Convención buscarán un rápido inicio a las acciones contra los COPs cuando se reúnan en Punta del Este, Uruguay, durante la primera semana de mayo de 2005, en la primera reunión de la conferencia de los firmantes.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.