Aumentan las medidas de seguridad entorno a la ONU

7 Mayo 2004

Inmediatamente después de que la ONU anunciara un plan de 21 millones de dólares para mejorar las medidas de seguridad de su sede de Nueva York, tras los atentados de los que han sido objeto algunas de sus oficinas en el extranjero, un supuesto mensaje del líder terrorista Osama Bin Laden ofrecía una recompensa por asesinar al máximo responsable de Naciones Unidas.

El proyecto anunciado el jueves supone la construcción de una valla de metal, un sistema nuevo de luces, así como cámaras de vigilancia y otros dispositivos para detectar la presencia de intrusos, según explicó el portavoz del Secretario General, Fred Eckhard.

Según una transcripción de la grabación atribuida a Bin Laden, se ofrecen 10 kilos de oro a quienes asesinen al Secretario General de la ONU Kofi Annan, o a su asesor para Iraq, Lakhdar Brahimi, o al máximo jefe de las fuerzas de ocupación, Paul Bremer.

Las sedes de Naciones Unidas, tanto en Nueva York como en Ginebra, están reforzando las medidas de seguridad, ya que, han asegurado, se “toman muy en serio estas amenazas”.

Kofi Annan repondió el viernes que las Naciones Unidas tomarán las precauciones necesarias y que tiene la intención de proseguir su vida y su trabajo como siempre.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.