Banco Mundial destaca fracaso de previsión social y pensiones en América Latina

4 Mayo 2004

La reforma del sistema de pensiones en América Latina es incompleta y ha fracasado en la extensión de la previsión social, advirtió el Banco Mundial en un informe sobre la seguridad de los ingresos en la vejez.

Aunque esta reforma le ha reportado a la región algunos beneficios fiscales, sociales y financieros durante una década, ha fallado a la hora de llevar las pensiones privadas a un segmento más amplio de la sociedad, subrayó la institución.

Para evitar la pobreza en la vejez es necesario ampliar la cobertura, agregó el informe.

Los gobiernos latinoamericanos que han reestructurado sus sistemas de pensiones mejoraron su situación presupuestaria, lograron sistemas de previsión pública más equitativos y fomentaron los ahorros y las inversiones, pero la cobertura de la seguridad social y de las pensiones privadas continúa siendo “persistentemente baja y los costos de las reformas, en muchos casos, han sido más altos de lo previsto”, señaló.

“En esencia, la reforma de la seguridad social reconstruyó sistemas que eran muy abultados y poco equitativos”, apuntó Guillermo Perry, economista en jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial.

Sin embargo, recalcó, es prematuro decir que hayan sido exitosas puesto que fracasaron en la extensión de la cobertura de la seguridad social y, por lo mismo, “la vejez sigue siendo una amenaza para los ciudadanos de la región”.

La experiencia latinoamericana ha mostrado una reducción importante de los sistemas de pensiones públicas basados en regímenes de pago provenientes de la cuenta corriente según los cuales los pagos de jubilación se financian con las contribuciones de los trabajadores en activo.

Para compensar esta disminución, los gobiernos incorporaron cuentas de ahorro individuales obligatorias y planes de pensión voluntarios que impulsaron el desarrollo de los mercados de capital al asignar estos ahorros a la inversión en fondos administrados por el sector privado.

Hasta ahora, trece países de la región han reformado sus sistemas de pensiones, no obstante, en algunos de ellos sólo el 20% de los trabajadores participa, cifra que dista de considerarse exitosa, puntualizó el Banco Mundial.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android