En Día Mundial de la Salud, OMS pide medidas para evitar accidentes de tránsito

En Día Mundial de la Salud, OMS pide medidas para evitar accidentes de tránsito

media:entermedia_image:046e8007-f8ef-4998-9ee1-7d845b7273a9
Los accidentes de tránsito son la segunda causa de muerte a nivel mundial entre los jóvenes de cinco a 29 años de edad, y la tercera entre la población de 30 a 44 años. El saldo anual de estos siniestros es de 1,2 millones de muertos y hasta 50 millones de heridos o discapacitados, indicó un informe divulgado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con motivo del Día Mundial de la Salud, la OMS advirtió que si no se actúa inmediatamente para mejorar la seguridad vial, el número de defunciones causadas por el tránsito aumentará en un 80% en los países de ingresos bajos y medios de aquí a 2020.

Bajo el lema “la seguridad vial no es accidental”, la OMS dedica esta jornada a hacer conciencia sobre las medidas que se pueden tomar para reducir el número de muertos y heridos por colisiones de tránsito.

Miles de personas mueren cada día en las vías de tránsito del mundo entero, no por azar o accidentes, sino por colisiones, dijo Lee Jong-Wook, director general de la OMS.

“Los riesgos se pueden comprender y en consecuencia prevenir. Tenemos los conocimientos necesarios para actuar ya. Es una cuestión de voluntad política”, añadió.

El estudio de la OMS –realizado en colaboración con el Banco Mundial- trata sobre la creciente magnitud de esta crisis mundial de salud pública, los factores de riesgo que favorecen las muertes y los traumatismos causados por el tránsito, así como los medios eficaces de prevenirlos.

En el informe se presentan recomendaciones concretas para mejorar la seguridad vial a los gobiernos y otras instancias normativas, al sector industrial, a las organizaciones no gubernamentales, a los organismos internacionales y a los particulares.

A diferencia de lo que sucede en los países de ingresos altos, en los que las personas más expuestas a riesgos de lesiones o muerte son los conductores y los pasajeros de automóviles, en los países de ingresos bajos y medios quienes corren mayor riesgo de ser víctimas de colisiones en la vía pública son los peatones, los ciclistas, los motociclistas y los usuarios de transportes públicos no convencionales.

Además del enorme sufrimiento que supone cada accidente para las víctimas y sus familiares, las repercusiones económicas son mayúsculas. En los países de ingresos bajos y medios, el costo de los traumatismos por tránsito se estima en 65.000 millones de dólares, cifra superior al dinero que dichos países reciben como asistencia para el desarrollo y que representa entre 1% y 2% de su Producto Interno Bruto.