ONU condena enérgicamente los atentados en Madrid

11 Marzo 2004

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, así como el Consejo de Seguridad del organismo, condenaron enérgicamente los atentados con bomba perpetrados este jueves en Madrid, España, que dejaron un saldo de por lo menos 190 muertos y más de mil heridos.

Kofi Annan declaró que "el asesinato de personas inocentes no puede ser justificado por ninguna causa", a la vez que ofreció sus más profundas condolencias al Rey Juan Carlos, al pueblo, al Gobierno de España, y a los familiares de las víctimas.

El Secretario General confió en que los responsables de esos ataques sean llevados ante la justicia lo más pronto posible.

Por su parte, el Consejo de Seguridad aprobó por consenso la Resolución 1530, preparada por las delegaciones de España y Francia, que condena el atentado.

"El Consejo de Seguridad condena en términos enérgicos los ataques con bomba en Madrid el 11 de marzo, perpetrado por el grupo terrorista ETA, que han causado numerosos muertos y heridos, y considera que estos actos, como todo acto de terrorismo, constituyen una amenaza para la paz y la seguridad", se lee en el texto.

La mención a ETA como "responsable" de los atentados, se incluyó a pedido de España, pese a que fuentes diplomáticas señalaron que inicialmente Rusia se había opuesto a mencionar a ese grupo por no haber reclamado su autoría.

El Consejo de Seguridad también expresó su solidaridad y su pésame al pueblo y el Gobierno español, así como a las víctimas de los ataques terroristas y sus familias.

También instó a los Estados a "cooperar activamente en los esfuerzos para encontrar y llevar ante la justicia a los autores, organizadores y patrocinadores de estos ataques terroristas".

Entretanto, el Alto Comisionado Adjunto para los Derechos Humanos, Bertrand Ramcharan, calificó los atentados de "inconscientes y monstruosos"

"Lo que los terroristas de todo el mundo tienen en común, no importa lo que reclamen, es una total indiferencia por la vida y los derechos humanos", afirmó Ramshan.

La mejor forma de responder a estos ataques, opinó el funcionario, es juzgar a los responsables bajo los estándares que ayudan a unir a las sociedades y que ellos constantemente agreden.