Consejo de Seguridad autoriza fuerza multinacional interina para Haití

1 Marzo 2004

Horas después de la renuncia de Jean Bertrand Aristide a la presidencia de Haití, el Consejo de Seguridad de la ONU celebró anoche una reunión de emergencia en la que aprobó por unanimidad el despliegue inmediato de una fuerza multinacional interina en ese país.

La decisión del Consejo respondió a la petición de apoyo internacional urgente para restaurar la paz y la seguridad en el país hecha por el presidente haitiano en funciones –según lo marca la Constitución, el presidente del Tribunal Supremo-, Boniface Alexandre.

Con base en el Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, que permite el uso del poder militar, el Consejo de Seguridad autorizó una operación de tres meses que, además de ayudar al restablecimiento del orden, facilite la distribución de asistencia humanitaria a quienes más la necesitan.

La fuerza multinacional también tiene como tarea asistir a la policía y a la guardia costera haitianas a mantener el imperio de la ley y a proteger los derechos humanos en ese país.

Al fijar la duración del mandato de la fuerza de paz, el Consejo señaló que estará listo para, pasado este periodo, establecer una fuerza de estabilización de la ONU que apoye el proceso político pacífico y constitucional que requiere Haití y que mantenga un entorno de estabilidad y seguridad.

Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) solicitó al Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, que recomiende la estructura y el mandato de la operación de la ONU que seguirá a la fase militar del plan.

Del mismo modo, se le pidió que elabore un programa de acción del trabajo político, humanitario, de desarrollo y de derechos humanos con que la ONU asistirá a Haití.

El Consejo de Seguridad urgió a los Estados miembros de la ONU a contribuir con personal, equipo y otros recursos financieros y logísticos necesarios para la fuerza interina multinacional.

Asimismo, instó a todas las partes del conflicto haitiano a detener la violencia y advirtió que “no habrá impunidad para los violadores de los derechos humanos”.

El órgano de la ONU también hizo un llamamiento a la sociedad haitiana a respetar la sucesión constitucional y el proceso político en curso para resolver la crisis.

La resolución del Consejo pidió a la comunidad internacional trabajar a largo plazo con el pueblo de Haití para promover la reconstrucción de las instituciones democráticas y ayudar a forjar una estrategia de desarrollo y combate a la pobreza.

Luego de la reunión del Consejo de Seguridad, Annan encomió ante la prensa la rápida adopción de la resolución y sostuvo que los países de las Naciones Unidas demostraron “la voluntad de ayudar al pueblo haitiano”.

Agregó que espera que “la comunidad internacional no ponga sólo un parche y que no sólo ayudemos a estabilizar la situación actual, sino que asistamos a los haitianos a largo plazo para que recojan los pedazos y construyan un país estable”.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.