El Alto Comisario Adjunto para los Refugiados evaluará la situación humanitaria en el noreste de Colombia

23 Enero 2004

El Alto Comisario Adjunto de las Naciones Unidas para los Refugiados, Kamel Morjane, viajará a Colombia y Ecuador para evaluar la situación de la crisis humanitaria provocada por el conflicto colombiano.

El emisario de ACNUR tiene previsto llegar este sábado a la región que cruza el río Atrato, en el noreste de Colombia, que ha sido escenario de matanzas de civiles, como la ocurrida en mayo de 2002 en la ciudad de Bojayá, donde 117 personas refugiadas en una iglesia murieron cuando un misil destruyó el edificio.

La ONU teme por la suerte de los 180.000 habitantes de la región, en su mayoría indígenas y afro-colombianos, que sufren escasez de productos de primera necesidad debido a que la navegación en el río Atrato permanece bloqueada desde 1996 por los grupos guerrilleros y paramilitares que operan en la zona.

Tras una semana en Colombia y un encuentro con el presidente Álvaro Uribe, Morjane visitará la región fronteriza de Ecuador, donde llegan de forma casi permanente refugiados colombianos que huyen de la violencia.

Se estima que unas tres millones de personas han sido desplazadas por la guerra interna de Colombia desde 1985. En los últimos tres años, cerca de 21.000 colombianos han solicitado formalmente el estatus de refugiados en Ecuador.

Entretanto, la Organización Internacional de las Migraciones anunció que continuará hasta 2006 con su programa de asistencia comunitaria en varias provincias de la frontera norte de Ecuador con nuevos fondos que totalizan 36 millones de dólares.

millones de dólares.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.