PMA lanza operación de emergencia para damnificados del terremoto en Irán

9 Enero 2004

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) anunció hoy el lanzamiento de una operación de emergencia que alimentará durante tres meses a 100.000 damnificados del terremoto que devastó a la milenaria ciudad iraní de Bam, el pasado 26 de diciembre.

El sismo mató a más de 30.000 personas y causó igual número de heridos, además de destruir el 85% de las viviendas y la infraestructura –incluyendo hospitales y escuelas- de esta ciudad del sur de Irán.

La mayor parte de la gente de Bam perdió a algún familiar y se quedó sin casa ni pertenencias. En un panorama tan desolador, el PMA espera que la comida que les repartirá “alivie sus necesidades inmediatas mientras inician la tarea impostergable de reconstruir sus vidas y de asegurar otras fuentes de ingresos”, explicó Marius de Gaay Fortman, representante del PMA en Irán.

El paquete de emergencia –que consta de 6.512 toneladas de alimentos y tiene un valor de 2,9 millones de dólares- garantizará a cada beneficiario una ración diaria de pan, arroz, legumbres secas, aceite vegetal, azúcar, galletas energéticas y sal.

La operación forma parte del llamamiento urgente hecho ayer por la ONU y la Cruz Roja para reunir 70 millones de dólares adicionales con el objetivo de asistir a los damnificados iraníes.

El distrito de Bam, con 200.000 habitantes, es una de las regiones más pobres del país y ha sufrido sequías graves en los últimos años.

“La destrucción causada por el terremoto multiplica la pobreza que ya existía en la región y afectará la capacidad de la población para conseguir sus alimentos”, señaló Fortman.

Por otra parte, en Ginebra, Jesper Lund, quien encabezó un equipo de la ONU que viajó a Bam para evaluar la situación, señaló que cuando ya no había esperanzas de rescatar sobrevivientes, las actividades se concentraron en brindar agua potable, techo y mantas.

“Ahora comienza la rehabilitación y reconstrucción a más largo plazo. El objetivo es suministrar en dos meses a toda la población con viviendas más duraderas. La temperatura va a subir a 40 o 45 grados en los próximos 2 o 3 meses, así que no es suficiente tener tiendas de 2 o 3 personas para una familia", destacó Lund.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android