La ONU condena asesinato de japonés secuestrado en Colombia

28 Noviembre 2003

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos condenó el asesinato del industrial japonés Chikao Muramatsu cuyo cadáver fue encontrado el lunes en el municipio de San Juan Ríoseco tras un largo secuestro.

Según las autoridades colombianas la autoría del crímen corresponde a miembros de las FARC en cuyo poder se encontraba. Muramatsu fue secuestrado en febrero de 2001 por delincuentes comunes que posteriormente lo entregaron al frente 22 de las FARC, dijo la oficina de la ONU en un comunicado.

La muerte de este ciudadano cuando se hallaba en las más extremas condiciones de indefensión constituye una grave infracción de los principios y de las normas del derecho internacional humanitario, añade la nota.

El asesinato revela un total desprecio de sus autores por los derechos fundamentales, señala la ONU.

El cuerpo fue hallado por el ejército con varios impactos de fusil en una quebrada de la localidad de San Juan de Río Seco a unos 70 kilómetros al oeste de Bogotá.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android