El Alto Comisionado para los Derechos Humanos abrirá oficina en Guatemala

25 Noviembre 2003

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos abrirá una oficina independiente en Guatemala para observar la actuación del gobierno y prestar asistencia.

Así lo indicó la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en ese país (MINUGUA) en su último informe sobre la implementación del proceso de paz.

“El país tiene que reorientarse hacia los derechos humanos”, señaló Tom Koenigs, jefe de MINUGUA.

Explicó que en Guatemala la discriminación racial es tal, que se puede comparar con el pasado de Sudáfrica. “Y esa es una cuestión que ninguno de los candidatos a la presidencia ataca verdaderamente. Y ese es el problema del futuro. Por eso es tan importante que venga el Alto Comisionado, porque es la única institución de Naciones Unidas que tiene este objetivo”, precisó.

Koenigs consideró que siete años después del fin de la guerra en Guatemala, el país se encuentra en un momento crucial. El impulso en la reforma de instituciones vitales se ha estancado y no se han producido los cambios necesarios.

“Los esfuerzos para la modernización están muriendo por falta de recursos presupuestarios y apoyo político”, añadió el funcionario.

Finalmente, hizo un llamamiento a los donantes internacionales para que apoyen las prioridades de reforma institucional relacionadas con los derechos humanos en Guatemala.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.