ACNUR urge al gobierno de España a mejorar la situación de los solicitantes de asilo en Ceuta

21 Noviembre 2003

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) urgió hoy al gobierno de España a destinar más recursos para mejorar las condiciones de vida de los solicitantes de asilo en Ceuta, el enclave español localizado en el norte de África. También pidió que se agilice el trámite de dichas solicitudes.

Una delegación del ACNUR que viajó recientemente a Ceuta reportó haber encontrado que más de 500 solicitantes de asilo viven en condiciones precarias, 300 de los cuales duermen bajo puentes árboles o en la playa.

Otros 260 aspirantes han sido alojados en una escuela de la Orden de la Cruz Blanca, donde comparten tres inodoros y una ducha. Las monjas Carmelitas, por su parte, han recibido a 20 mujeres que buscan asilo.

El centro de recepción de solicitantes de asilo de Ceuta tiene capacidad para 448 personas, pero el límite ha sido rebasado desde hace meses.

Después de su visita al lugar, el ACNUR destacó que las condiciones de vida de estas personas se ubican muy por debajo de los estándares mínimos fijados para el caso por la Unión Europea, que se convertirán en ley en España en febrero de 2005.

Los solicitantes de asilo dependen de la asistencia que les dan algunos organismos privados. Médicos sin Fronteras, por ejemplo, distribuye alimentos y en algún momento llegó a establecer un campamento, pero fue desmantelado por las autoridades españolas.

Carlos Boggio, representante en España del ACNUR, subrayó la necesidad de cubrir las necesidades básicas de estas personas y de encontrar soluciones estructurales para el mediano y el largo plazo.

Agregó que las respuestas de emergencia no funcionan en la situación recurrente de un fenómeno que mucha gente califica de imparable, igual que la migración y los conflictos armados en los países de origen de muchos de los aspirantes a asilo.

Con unas 1.400 solicitudes en lo que va del año, Ceuta es, después de Madrid, el centro con mayor número de personas en busca de asilo en España.

No obstante el alta demanda, el trámite es largo y las personas deben esperar de tres a cuatro meses antes de poder presentar una solicitud formal de asilo, periodo durante el cual se produce un limbo legal en el que los aspirantes pueden ser deportados.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.