ACNUR cierra temporalmente tres oficinas más en Afganistán

18 Noviembre 2003

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció hoy que ha cerrado temporalmente tres más de sus oficinas en el sur y el sureste de Afganistán mientras realiza una revisión de la seguridad en estas regiones.

La decisión fue tomada a la luz del asesinato el sábado pasado de una trabajadora del ACNUR en la ciudad de Ghazni, localidad en la que se suspendieron las operaciones del organismo de manera inmediata. Las tres oficinas que cerraron hoy se ubican en Kandahar, Gardez y Jalalabad.

Kris Janowski, portavoz del ACNUR, declaró a la prensa en Ginebra que se han suspendido las repatriaciones en vista de que requieren personal en el terreno y, por el momento, los trabajadores de la oficina del Alto Comisionado han recibido instrucciones de no transitar por las zonas sur y sureste de Afganistán.

La trabajadora asesinada, Bettina Goislard, ciudadana francesa de 29 años, viajaba con dos colegas afganos en un vehículo del ACNUR cuando dos sujetos armados dispararon desde una motocicleta en pleno centro de la ciudad de Ghazni, matando a Goislard e hiriendo a uno de sus acompañantes.

El ACNUR –que cuenta actualmente con 782 trabajadores en Afganistán, 87 de ellos internacionales-, ha ayudado a 2,5 millones de refugiados y a 500.000 desplazados afganos a regresar a sus hogares.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android