El representante especial advierte que Kosovo aún afronta problemas serios

30 Octubre 2003

Harri Holkeri, representante especial para Kosovo del Secretario General de la ONU, advirtió hoy ante el Consejo de Seguridad que ese pueblo aún está plagado de problemas.

El diplomático aprovechó su informe al Consejo para urgir a los líderes kosovares a esforzarse más por evitar la violencia interétnica y por promover el diálogo entre Kosovo, Serbia y Montenegro.

Destacó que Serbia y Montenegro siguen operando cortes paralelas y coordinando estructuras en Kosovo y añadió que Belgrado debe trabajar con las estructuras kosovares y “reemplazar esta política inaceptable con un compromiso con los órganos de gobierno verdaderamente multiétnicos en Kosovo”.

Holkeri también explicó que los líderes albaneses kosovares en Pristina deben dejar de condicionar su participación en las conversaciones a los cambios en las estructuras de gobierno y al nombramiento de nuevos ministros.

“Dichas condiciones no son aceptables. El diálogo es uno de los estándares aprobados por el Consejo de Seguridad”, recalcó.

Para terminar, Holkeri subrayó que hace falta un compromiso firme de todas las partes, incluida la Misión la de ONU, para lograr que la situación mejore en Kosovo.

 

Participa en nuestra encuesta sobre Noticias ONU. Son solo cuatro minutos.
Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android