Un mundo con pobreza no será un mundo de paz, dice Annan en el Día de Erradicación de la Pobreza

17 Octubre 2003

Un mundo empantanado en el hambre, las enfermedades y la desesperación de la pobreza no será un mundo de paz, dijo hoy Kofi Annan, Secretario General de la ONU, con motivo del Día Internacional de la Erradicación de la Pobreza.

En un mensaje para conmemorar la ocasión, Annan recordó que así como existe un vínculo entre pobreza y hambre, hay una relación directa entre desarrollo y paz.

Cerca de 1.200 millones de personas viven con menos de un dólar al día, 840 millones sufren hambre y unos 24.000 seres humanos, muchos de ellos niños, mueren diariamente como resultado de estos flagelos, recalcó.

La gente que padece hambre es más susceptible a las enfermedades y su capacidad de trabajo disminuye. Además, el hambre merma la capacidad de aprender de los niños y las consecuencias de esta deficiencia se arrastran toda la vida, agregó el Secretario General.

En este contexto, enfatizó que no hay tiempo que perder para alcanzar la Meta de Desarrollo del Milenio –acordada por todos los países del mundo- de reducir a la mitad el número de víctimas del hambre y la pobreza extrema para el 2015.

El logro de esta meta depende de muchos factores, reconoció Annan, pero uno de los más importantes es el forjamiento de un sistema comercial libre y equitativo.

El fracaso de la reunión de Cancún de la Organización Mundial de Comercio (OMC) es motivo de gran preocupación. Las barreras arancelarias dejan fuera de los mercados globales a muchos países subdesarrollados, reduciendo sus oportunidades de crecimiento y sumiendo en la miseria y el hambre a millones de personas, puntualizó el titular de la ONU.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.