La CITES suspende el comercio de la concha reina

2 Octubre 2003

La evidencia de que la población de concha reina está empezando a disminuir drásticamente en el Caribe ha hecho que la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) suspenda el comercio de este animal para evitar la sobreexplotación.

La concha reina o Strombus gigas –un molusco marino cuya concha rosada puede alcanzar 30 cm de largo y 3 kg de peso- se consume tradicionalmente como alimento, aunque también se usa el caparazón para elaborar recuerdos para turistas.

“A pesar de la colaboración entre la CITES y los Estados del área de distribución de la concha reina durante los seis años pasados, la especie continúa disminuyendo”, dijo Jim Armstrong, secretario general adjunto de la Convención.

Agregó que se adoptarán medidas más enérgicas para reglamentar la pesca y promover la recuperación.

Como respuesta a las recomendaciones que la CITES hizo en agosto, dos de los principales países del área de distribución, Honduras y República Dominicana, acordaron suspender las exportaciones de todos los especimenes de concha reina desde el 29 de septiembre pasado hasta nuevo aviso.

Ambos Estados se han comprometido a aplicar plenamente el programa de recuperación esbozado por el Comité de Fauna del CITES, que incluye estudios de población más rigurosos y una reglamentación más efectiva de la industria pesquera nacional.

Por otra parte, en vista de que Haití no ha tomado las medidas recomendadas dentro del plazo previsto, el Comité Permanente de la Convención ha pedido a la comunidad internacional que deje de importar la concha reina procedente de dicho país caribeño, hasta que éste se ajuste a las sugerencias de las CITES.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android