PMA: La distribución de alimentos puede ayudar a los huérfanos a causa del SIDA

22 Septiembre 2003

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) publicó hoy un estudio que examina el impacto del VIH-SIDA en los huérfanos y otros grupos vulnerables de población infantil y muestra cómo la ayuda alimentaria puede mejorar sus vidas.

La alimentación, sostiene el documento, facilita el acceso de los niños a una educación sólida y los impulsa a tener una vida más saludable y productiva.

Divulgado con motivo de las dos conferencias de alto nivel sobre el SIDA –que se celebran hoy en Nueva York y en Nairobi-, el informe advierte que aunque la epidemia de SIDA disminuya su ritmo de contagio, las muertes causadas por la enfermedad continuarán siendo cuantiosas.

El número de huérfanos resultantes de decesos por SIDA alcanzará su máximo hasta el 2020. Actualmente existen 14 millones de menores de 15 años que han perdido a sus madres o a ambos padres como resultado del padecimiento, 90% de ellos viven en el África Subsahariana.

Para estos niños, señala el PMA, los alimentos pueden representar la prolongación de la vida de sus padres durante semanas, meses o, incluso, años.

“Quizá no podamos darles la esperanza de una cura, pero podemos darles tiempo”, dijo James T. Morris, director ejecutivo del PMA.

Aunque la relación entre buena nutrición y salud es clara, el vínculo entre los alimentos y beneficios para los enfermos de SIDA es menos conocido.

Una alimentación adecuada ayuda a evitar infecciones que pueden ser fatales para una persona infectada con el VIH, apuntó el estudio.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.