Coordinador de la ONU en Oriente Medio advierte que la violencia puede aumentar

15 Septiembre 2003

El Coordinador Especial de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Medio, Terje Roed-Larsen, advirtió hoy que sin un cambio sustancial, la violencia entre israelíes y palestinos puede seguir deteriorándose hasta que un gran baño de sangre sea inevitable.

En una reunión con el Consejo de Seguridad, Roed-Larsen expresó su temor a que la combinación de la violencia y la lentitud en aplicar la Hoja de Ruta impidan reanudar el proceso de paz.

“Una vez más nos enfrentamos a la cuestión de si las partes quieren comprometerse con la paz o si, por el contrario, se mantendrá el largo y debilitante conflicto. Me preocupa que sin cambios sobre el terreno un mayor deterioro haga inevitable un gran baño de sangre”, puntualizó.

Desde septiembre de 2000, la violencia ha cobrado las vidas de 830 israelíes y más de 2800 palestinos.

“Ninguna de las dos partes ha trabajado por disminuir activa y seriamente las preocupaciones de la otra”, señaló Roed-Larsen ante el Consejo.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android