PMA llama a ayudar a las víctimas de la sequía en Ruanda

2 Septiembre 2003

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) hizo hoy un llamamiento urgente a la comunidad internacional para que contribuya a prevenir la desnutrición entre los refugiados y las víctimas de la sequía en Ruanda.

La sequía registrada este año mermó las cosechas en el país centroafricano, dejando a unas 45.000 personas sin alimentos.

El PMA ha pedido 6.200 toneladas de comida para asistir a más de 93.000 habitantes hasta febrero de 2004, lo que costará 3,3 millones de dólares.

“Si no recibimos más donaciones pronto, tendremos que tomar decisiones muy difíciles”, dijo David Stevenson, director del PMA en Ruanda. “Nos veremos forzados a reducir la cantidad de alimentos por persona al menos un 30% a partir de octubre”, explicó.

La reducción de las raciones tendría un grave impacto en la población, particularmente en los niños.

En este sentido, Stevenson recordó que toma al menos tres meses materializar las contribuciones, por lo que “es imperativo actuar ahora para evitar el deterioro de una situación que de por sí es preocupante”.

El número de niños que requieren tratamiento se ha duplicado este año en los centros de nutrición del sureste de Ruanda después de la sequía.

Muchas familias han empezado a vender sus propiedades y a consumir semillas para animales, advirtió el PMA.

En cuanto a los casi 32.000 refugiados de la República Democrática del Congo y Burundi que viven en Ruanda, todos dependen de la asistencia del PMA para sobrevivir.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android