ACNUR amplía ayuda a los árabes desplazados en el norte de Iraq

18 Agosto 2003
ACNUR

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) empezó a asistir a los árabes que han regresado a sus poblados al norte de Iraq, distribuyendo agua y brindando servicios médicos en la región.

El operativo constituye una ampliación de la asistencia humanitaria del ACNUR a los iraquíes árabes que fueron desplazados y que están volviendo a sus casas. Hasta ahora, la ayuda se había limitado a los kurdos.

Los primeros proyectos a realizar en las comunidades árabes beneficiarán a unos 2.500 árabes desplazados después del colapso del gobierno de Saddam Hussein.

La agencia humanitaria también reúne fondos para mejorar el sistema de abastecimiento de agua en Shawook, una localidad de 400 habitantes que ha recibido a 85 iraquíes árabes.

Asimismo, el ACNUR realiza mejoras en el centro de salud de Tal-Ali -otro poblado del norte de Iraq-, que provee servicios a 7,000 árabes residentes en seis aldeas kurdas.

Se calcula que unas 800.000 personas han sido desplazadas en Iraq como consecuencia de los conflictos con los kurdos iraquíes.

Según el ACNUR, cuando la situación se estabilice en Iraq, habrá ayudado a unos 500.000 refugiados y desplazados a regresar a sus casas. Para financiar esta tarea, la agencia pidió a la comunidad internacional 90 millones de dólares, de los cuales sólo ha conseguido 59.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.