Nueva iniciativa para tratar las enfermedades desatendidas

3 Julio 2003

La Organización Mundial de la Salud (OMS), Médicos sin Fronteras y otras instituciones de Brasil, Malasia, India y Francia se aliaron hoy en la investigación de medicamentos para luchar contra las enfermedades más desatendidas en el mundo.

La industria farmacéutica tiende a relegar el desarrollo de drogas para atender los males que padecen las poblaciones más pobres porque no son lucrativas.

Para subsanar esta deficiencia, Médicos sin Fronteras decidió aportar el dinero que obtuvo con el premio Nobel de 1999 y la nueva iniciativa espera recibir donaciones de individuos y de estados.

El proyecto calcula que necesitará unos 25 millones por año y comenzará por investigar las tres enfermedades que considera más olvidadas: la del sueño, que se da en África; la de Chagas, y la leishmaniasis. Estas dos últimas afectan a América Latina.

La leishmaniasis se está propagando a ritmo acelerado en los países que comparten la selva amazónica, señaló el doctor Paulo Buss, presidente de la fundación Oswaldo Cruz, una entidad pública del Ministerio de Salud de Brasil que participa en esta alianza.

"Es una molestia transmitida por la picadura de un mosquito que vive cerca de la ciudad, en las regiones intermediarias entre las áreas rurales y la ciudad. Pero como la ciudad está avanzando sobre las áreas rurales, donde hay florestas y reservorios de mosquitos, viene la posibilidad de propagación", puntualizó el experto.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.