Mujer

Ante el aumento de la violencia doméstica por el coronavirus, Guterres llama a la paz en los hogares

Si hace unos pocos días el titular de la ONU pedía un alto el fuego mundial de todos los conflictos con motivos de la pandemia, ahora ha hecho otro porque lamentablemente la violencia no siempre se limita a los campos de batalla, y la amenaza sobre mujeres y niñas se hace más severa en estos tiempos de confinamiento en el lugar donde precisamente deberían estar más seguras: en sus propios hogares.

Mujeres en la ciencia: víctimas de la desigualdad de género en pleno siglo XXI

Los prejuicios y los estereotipos de género que se arrastran desde hace mucho tiempo continúan manteniendo a las niñas y mujeres alejadas de los sectores relacionados con la ciencia. Las niñas y las mujeres tienen hoy cuatro veces menos de probabilidades que los hombres de adquirir las competencias digitales básicas, que serán esenciales en el futuro.

 

El impacto de una violación tiene efectos devastadores en varias generaciones

La violación, la violencia sexual y el maltrato son fenómenos que afectan a mujeres y niñas de manera generalizada; una de cada tres la ha sufrido en algún momento de su vida. En el día dedicado a promover la eliminación de ese flagelo, el Secretario General llama a los Gobiernos y a todos los sectores de la sociedad a rechazar la misoginia. 

El Día de la Niña destaca que ellas forman parte de un movimiento imparable

Desde el rechazo del matrimonio infantil a la lucha contra la desigualdad en la educación, la violencia de género o el cambio climático, las niñas y adolescentes están empoderándose cada vez más de su futuro de una manera espontánea e imparable. El titular de la ONU afirma que ya no es aceptable que estas tengan que renunciar a sus sueños.

La violencia sexual en los conflictos es una mancha para toda la humanidad

Además del dolor de las víctimas y, además, de suponer una amenaza a la seguridad colectiva, sus efectos pueden repercutir en las generaciones a través del trauma, el estigma, la pobreza, los problemas de salud a largo plazo y los embarazos no deseados.

La agenda de la igualdad de la mujer no es infinita

La acción mundial para lograr la igualdad entre el hombre y la mujer debe estar consolidada para evitar la fragmentación de medidas y lograr así un verdadero avance. Para ello, la agenda de género no puede dilatarse indefinidamente, necesita metas específicas que puedan cumplirse en el menor tiempo posible.

De 193 países, sólo 10 están gobernados por mujeres

El 90% de los Jefes de Estado y de Gobierno son hombres, al igual que el 76% de los parlamentarios. Aunque ha habido un pequeño aumento en la representación de las mujeres en la política, en algunos países más que en otros, para llegar a la paridad se necesitan unos 107 años. La presidenta de la Asamblea General pidió este martes una acción más fuerte de los países en este ámbito. (Información actulizada en este enlace)

Si las mujeres no son reconocidas en las estructuras de poder, necesitamos redefinir el poder no a las mujeres

Pese a que el nivel de movilización de los defensores de la igualdad de género se sitúa a un nivel inédito anteriormente, el Secretario General alerta sobre los retrocesos en los derechos de las mujeres, calificándolos de profundos, omnipresentes e incesantes. A estos retrocesos se añaden las agendas nacionalistas, populistas y las políticas de austeridad que están desgarrando el tejido social.

 

La igualdad de género es esencial para el progreso mundial

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, la ONU llama a hacer realidad la igualdad de género y a empoderar a las mujeres y niñas de todo el mundo en beneficio de la humanidad. Para ello, exhorta a todos los sectores de la sociedad a poner fin a los estereotipos y la discriminación y a transformar los modelos que limitan el avance de las mujeres con medidas concretas e innovadoras que no dejen a ninguna atrás.

Si no se toman medidas, 150 millones de niñas se casarán tempranamente para 2030

En promedio, decenas de miles de niñas son obligadas a casarse cada día, con terrible consecuencias físicas y psicológicas. A los varones también se les obliga, interfiriendo con su desarrollo normal y sus posibilidades de recibir una educación. En el Día de San Valentín, la ONU recuerda que esta práctica no tiene nada que ver con el amor.